miércoles, 29 de diciembre de 2010

Tempus Fugit

    Bueno, ya habreis visto que he cambiado la imagen del título del blog (bueno. antes no había imágen) por una más molongui y navideña (aunque llegue un poco tarde).
 
    Pera bueno, por muy chulo que me haya quedado *cof*cof* (me ha llevado mi tiempo y mis ataques de ansiedad), no voy ha hacer una entrada sólo para eso, así que os dejo la reseña de otro libro de mi fructífero fin de semana en el pueblo.

Tempus  Fugit:
Año de publicación: 2010

Nota: 4/5

     El resto de datos podeis adivinarlos mirando la portada.  XD

     Primero incidir en que Javier Ruescas (el autor para los gandules perezosos que no han mirado la portada) es español, cosa poco corriente entre los libros de las librerías y bibliotecas. Así que le doy la enhorabuena porque el libro es muuuy original (que es lo más importante), emocionante, interesante...

      ¿De qué va el libro? bueno, nos encontramos en un mundo futuro, donde nos hemos cargado completamente la Naturaleza, el calentamiento global provocó el derretimiento de los polos, y las inundaciones han dejado a la enorme población humana sin demasiado espacio para vivir. Los humanos se hacinan en enoooormes rascacielos.

          Tempus Fugit desarrolló un mecanismo que ahorraría muucho espacio: cabinas de teletransporte, con lo cual ya no hace falta tanto espacio para carreteras...sin embargo algo en la empresa apesta a podrido. Hanna lo huele y lleva siguiendo ese olor desde que su madre murió en un teletransporte fallido (la única víctima) cuando las cabinas se acababan de instalar.

          Desde hace un tiempo hay un problemilla en la ciudad (que debe ser la capital del mundo o algo así): La Plaga, la gente de repente se queda empaná por toa la eternidá. Hanna sospecha, no falta de razón, que Tempus Fugir tiene algo que ver.

          Y un día, volviendo de investigar un caso de empanamiento eterno se estampa con su bici con Pablo, un campesino castellano de la Edad Media, que perseguía a un extraño individuo que le había hecho algo raro a su madre. La personalidad de Pablo me parece poco creíble, salvando ciertos momentos al principio, no parece que sea de la Edad Media.

          Hanna y Pablo investigarán juntos todo esto y se meterán en un embrollo bastante complicado y peligroso, a pesar de que sus capacidades deductivas en ocasiones son escasas.

          Luego aparte tenemos a Kleid, un ladrón de futuros, uno de los que causa los empanamientos. Trabaja para Tempus Fugit, pero también correrá peligro y empezará a descubrir cosas que no le gustan nada...

        Bueno, he de admitir que la reseña me está quedando como el cul* la historia es un poco rara y es difícil de explicar sin meter spoilers gordos...Pero bueno, sólo deciros que la trama principal es muy muy original (no podemos decir lo mismo de las secundarias (love love love)) y da algunos reveses.

        En los personajes es donde yo veo el principal fallo. El motivo por el que Hanna está tan obcecada con Tempus Fugit no tiene demasiado sentido. Cierto, su madre se teletransportó y no apareció, pero de ahí a estar investigando e investigando tantos años (y seguir investigando a pesar de no haber encontrado nada)... de Pablo ya he hablado, le falta personalidad. Kleid es el que más evoluciona.

       Una cosa que me encantó es que al inicio de los capítulos hay una frase de algún otro escritor o filósofo relacionada con el tiempo (a veces incluso un poco con el capítulo). Las frases estas chulísimas y algunas te tocan la fibra. He ahí el recuerdo poco exacto de una de las que más me gustó:

El pasado nos tortura y el futuro nos inquieta
he ahí por qué se nos escapa el presente.
(Gustave Flaubert?)

        Pffff hoy no estoy inspirado (pero, ¿ a que mola el título?  =P) en fín. Es un libro muy original que os dará que pensar y os hará pasar un buen rato


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...